El maltrato psicológico

 

Marta nos ha hecho llegar un texto muy interesante. El artículo es un poco largo pero merece la pena llegar hasta su último punto. Esperamos vuestros comentarios.

Hola a todas,

el artículo que os mando lo leí hace tiempo en un foro y he querido recuperarlo para vosotras. Fueron estas líneas las que me hicieron comprender mi situación, antes no era consciente de lo que me ocurría, y fue así como abrí los ojos y me di cuenta de que ni estaba loca ni me imaginaba las cosas.

   Espero que pueda ayudar a alguien, como a mi , a comprender que en un momento de nuestra vida nos olvidamos de existir.

Un abrazo Marta Labanda

EL LETAL MALTRATO PSICOLÓGICO, por  María Braganza (Facultad de Psicología de Universidad Nacional de Córdoba, Argentina)

   El arma que emplean, con la que hieren y matan, es la palabra. El maltrato psicológico no aparece de un día para otro en la pareja, pero una vez que se instaló, es permanente y sistemático. Comienza con una fase de seducción, porque busca mujeres frágiles a las que les da seguridad. Se aprovecha de la admiración que la mujer siente por él y de la imagen bondadosa que ella le devuelve y que él necesita para su narcisismo.

   Poco a poco, la mujer va anulando sus defensas y ya no puede rebelarse. A partir de ese momento, la víctima pasa a una relación dependiente y muestra su consentimiento. Comienza la dominación, el “otro” ya no es un igual. Al principio, la víctima no es consciente de este proceso, está atrapada. Con el pasar del tiempo, va perdiendo resistencia, no se opone y ya no critica.

   La estrategia perversa consiste en el desarrollo de un juego lento, a diferencia de la trompada. Lo importante es el sometimiento. Es muy intuitivo a la hora de detectar puntos débiles de dolor o inferioridad del otro y allí atacan. A partir de este momento, la víctima comienza a ahogarse, no puede pensar. Sólo obedece y empieza a tenerle miedo.

   El perverso da muy poco y pide mucho. Nunca está satisfecho, y si la víctima expresa su descontento o se queja, aparecen las amenazas de abandono y ataque. Pero si la víctima se queda tranquila y dócil, puede permanecer un tiempo “en paz”. Esto va generando un estrés permanente. El perverso le niega a la víctima el derecho a ser oída y cuando habla, adopta un tono frío, la mayoría de las veces sin elevar su voz y su discurso es moralizador, distante e irónico.

   Normalmente es muy mentiroso y siempre cree tener la razón. Jamás pedirá perdón y si lo hace, dirá que fue “sin intención”. La idea es hacer dudar a la víctima de sus propios pensamientos y afectos hasta el punto de tener que pedir perdón por algo que no hizo o agotarse buscando soluciones que nunca va a satisfacer al perverso. Pero el mecanismo que mejor pone en juego es la descalificación. Una y otra vez le dirá que no vale nada, que no hizo nada, que nadie la quiere, hasta que la víctima se lo cree. Pero no es sólo el ataque a su autoestima, también descalifica a sus amigos, a su familia, a su trabajo, a su pueblo natal, a su historia.

   No existe, desde su mundo, ni respeto ni compasión por el “otro”, éste sólo existe en la medida en que pueda utilizarlo para manipular (cosa que hacen a la perfección) y mantenerlo en una posición de dependencia.

 Núcleo agresivo  

   El maltrato psicológico tiene su núcleo agresivo porque se introduce en el territorio psíquico del otro. La psicopatología da cuenta de que la perversión es una defensa frente a la depresión o la psicosis. De todas maneras, eso no lo justifica, porque lo que está en juego es la identidad del otro que puede llegar a la destrucción moral que en no pocos casos termina en depresión, en enfermedades mentales o físicas (alta tensión, úlceras, trastornos del sueño, etcétera) o en suicidio.

   El otro no es un cómplice “masoquista” simplemente, no puede defenderse, ama, sufre y se cree que es culpable de lo que ocurre. Jamás se le ocurre pensar que el otro pueda ser tan violento ni tan agresivo. Al igual que en el maltrato físico, la mujer piensa que “ella” lo va a “ayudar” e instala la esperanza.

   Las frases agresivas son tan “de todos los días” que hasta parecen normales: ¡otra vez dejaste la azucarera sin tapa y está llena de hormigas…! ¿Alguien puede ser más estúpida que vos?”. “En mi vida futura no estás en mis planes, tengo 10 para reemplazarte”. “No sé cómo podés ser amiga de…”.

   La víctima calla, se culpa y sufre. El perverso la paraliza, siempre va a dejar claro que el que manda es él, dada su incapacidad de compartir. En la mayoría de los casos, la víctima es excesivamente tolerante, y el origen de la misma proviene de reproducir lo que uno de los padres ha vivido y de la necesidad de reparar. El perverso jamás se va a responsabilizar de ningún fracaso ya sea laboral o personal, la culpa siempre la tiene el otro: “No me das lo que necesito”; “nunca hacés nada por mí”; “todos son unos incapaces”.

   La víctima oscila entre la angustia y la rabia, por momentos es conciliadora, por momentos intenta defenderse. Si reacciona y desea recuperar un poco de su libertad, el perverso, al ver que su víctima se le está escapando de las manos, reacciona con mayor saña y puede llegar a la violencia física.

   Nunca aceptará que se queje y no le perdonará que se defienda. El perverso jamás deja libre a su presa y siempre la odiará porque piensa que la víctima lo odia como sólo él es capaz de hacerlo. Como utiliza el mecanismo de la proyección, la agresión es para siempre. Tampoco se privan de la paranoia: “Hay que atacar primero y gracias a eso sobrevivo”. La víctima desea olvidar, pero él no lo permitirá porque al tenerla como centro de la violencia (vivan juntos o separados) le evita sentirse deprimido o desestructurado.

   Otto Kernberg (1975) define a esta estructura como “perverso narcisista” y describe a la persona como alguien muy centralizada en sí misma, con falta de empatía hacia los demás, insensible y que no sabe disfrutar de la vida. Es muy envidioso y le falta profundidad emocional. No puede experimentar auténticos sentimientos de tristeza o duelo. Frente al abandono, reacciona con una aparente depresión, pero la realidad es que siente mucho resentimiento cargado de venganza y nunca de verdadera tristeza por la persona a la que ha perdido.

   Es narcisista porque su existencia está basada en “absorber” al otro ya que son estructuras vacías, por eso buscan parejas alegres, creativas, que aman a la vida. Cuando la víctima ya está “absorbida”, buscan con urgencia otra y se presentan como víctimas que han sido abandonados y nunca comprendidos. Es insensible y no tiene escrúpulos morales. No sufre y es incapaz de amar ya que siempre está presto para destruir momentos de felicidad de la que podría disfrutar con su familia, con su pareja o con sus amigos.

   Cuando la víctima se da cuenta de la situación en la que se encuentra, tiende a reaccionar  de  dos maneras:   o se somete o se separa. Si se decide por lo segundo, puede esperar más agresión, chantaje y presión en lo económico y siniestra manipulación con los hijos.

   Para la víctima, olvidar el pasado no es fácil pero tampoco imposible. La manera de poder salir de esta situación es que primero deje de lado toda la culpa que le ha sido asignada por el agresor, reconozca que la persona a la que amó tiene un trastorno de personalidad que le ha hecho mucho daño, que debe protegerse a diestra y siniestra, que no debe entrar más en el juego perverso ni creer que él va a cambiar, ni justificarse más.

   Y, fundamentalmente, recibir apoyo terapéutico porque no es fácil superar tanto tiempo de sufrimiento. Es importante rodearse de amigos, de actividades gratificantes y predisponerse para conocer nuevas personas que aumenten su autoestima y el sentimiento de que puede amar de nuevo… pero de manera diferente.

Maria Braganza

23 respuestas a El maltrato psicológico

  1. Isabel dice:

    El artículo no tiene ningún desperdicio. Todo vale y facilita una información muy interesante y sobre todo práctica. Creo que debería ser un texto obligatorio en los colegios y tendrían que aprenderselo de memoria jueces y políticos. Quizás se tomarán más en serio las medidas de apoyo a las víctimas, tanto mujeres como hombres.

    Gracias por compartir el texto.

    Un beso

    Isabel

  2. Rosana dice:

    El artículo es fantástico. Por fin me he enterado porqué el maltratador no se cansa jamás. Cuando lo único que quiere la víctima es que le dejen vivir en paz, el maltratador piensa que se tiene que defender, está esperando una agresión. Espera que le odien, igual que él odia. El maltrador es totalmente dependiente. Necesita de su víctima para no sentirse ni deprimido ni desestructurado.

    Me parece un gran descubrimiento, el poder lo tiene la víctima, si lo sabe usar y, se recupera psicológicamente.

    Agradezco a María Braganza este trabajo y a Marta que nos lo ha hecho llegar, me encantaría conocer pautas, mecanismos, para que la víctima recupere sus defensas.

    Un abrazo. Rosana.

  3. amanecer dice:

    Me he atrevido ahora a leer el artículo. Está muy bien. Ojala información así, fuera mucho más accesible y llegase más facilmente a la gente. Ojala se hicieran mas campañas sensibilizadoras en todos los ámbitos sociales, para que toda la sociedas supiera reconocer un maltrato y así más facilmente al maltratado.

    Muchas gracias Marta por tu estupenda aportación.
    Un abrazo

  4. Sonia dice:

    Buenas Tardes a todas.Es la primera vez que ocntacto con vosotras y espero que sea el principio de otras muchas. En relación con el Maltrato Psicológico, existe un libro muy interesante escrito por una Psiquiatra Francesa, Mary-France Hirigoyen, titulado “El Acoso Moral”, muy interesante y facilito de leer. os animo a que lo consulteis.
    Un abrazo. Sonia

  5. amanecer dice:

    Muchas gracias, Sonia, por la información que nos aportas y sobre todo por la prontitud en hacerlo. Estoy segura que nos podras seguir aportando otras muchas cosas. Un abrazo.

  6. CharadaDonen dice:

    Es perfecto, maravillosamente ilustrador. Esto, EXISTE.

  7. Marta dice:

    Hola a tod@s , me alegro que os haya gustado el articulo,os dejo la direccion de un e-book que he encontrado en un foro.
    http://www.cepvi.com/Ebook/maltrato.htm
    solo deja leer la introduccion, pero creo que es interesante, estoy buscandolo para bajar, pero no tengo ni idea, en cuanto lo encuentre os lo paso.
    Un enorme beso a todas

    • Isabel dice:

      Gracias Marta, eres un sol.En cuando tenga un huequito cuelgo en el blog parte del libro de la psiquiatra francesa, El acoso moral, creo que está en la red. No está completo pero algo es algo.

      Besos Isabel

  8. 35mary dice:

    Este mes de abril ha terminado con un trágico balance …. solo espero que mayo tenga cero muertas. Ante el maltrato TARJETA ROJA

  9. Marta dice:

    Di que si 35mary , estoy contigo.Tarjeta roja por lo menos.Un beso y encantada de verte en el foro.

  10. ELVIRA dice:

    HOLA ME HA PARECIDO MUY BUENO, Y COMO YO HE PASADO POR ELLO ME HE SENTIDO IDENTIFICADA EN MUCHAS COSAS, EL PROBLEMA ES QUE CUANDO ESTAS PASANDO POR ELLO, ESTAS TAN CONFUNDIDA QUE HASTA QUE NO SALES DE ELLO NO PUEDES RECONOCERTE. PERO HAY QUE SEGUIR EN LA LINEA PUES NUNCA CAE EN SACO ROTO ESTAS REFLEXIONES, GRACIAS POR LA LABOR QUE ESTAIS HACIENDO

  11. amanecer dice:

    Bravo elvira por decidirte a dar tu opinión a través de las nuevas tecnologías.
    Estoy absolutamente de acuerdo contigo.

    Y cada día que pasa, te das cuenta de muchas más cosas.

    Un beso bonita.

  12. Georgina dice:

    Me gustaria que me indiquen como recuperarme de una separacion de un perverso narcisista y si debo denunciar ante la justicia los golpes que me dio fisicamente. Me siento muy humillada y con verguenza. El es profesional y todo el mundo tiene una imagen intachable de él…le dijo a todos que yo soy promiscua, que le fui infiel y que estoy loca y lo persigo pero es el quien hizo todo eso…

    • Raquel dice:

      Gracias, Georgina por atreverte a contar lo que te pasa. Me parece genial que tengas ganas de recuperarte, ánimo, te recuperarás.

      Lo más importante es la ayuda psicológica, hayas puesto o no denuncia, hay un servicio de psicólogo gratuito en cada provincia que atiende a víctimas de maltrato.

      Manda un correo a AMIS:

      amis.segovia@gmail.com

      Se pondrán en contacto contigo y te dirán a quien acudir, si decides poner denuncia, te acompañan y te orientan.

      Has dado el primer paso, continua caminando.

      Un beso. Raquel.

  13. amanecer dice:

    Hola Georgina.

    En primer lugar animarte y trasladarte todo el amor y el apoyo y decirte que se como te sientes y los momentos que estas pasando, pero no estás sola.
    entiendo que por fin no vives ya con él. Bravo!! si ya has dado el paso de escapar de sus garras. Y lo siguente que tienes que hacer es buscar ayuda. Tienes algún apoyo en tu entorno en quien verdaderamente puedas confiar??, para que te ayude a buscar esa ayuda. Ponte en contacto con alguna asociacion de mujeres maltratadas. Ellas que acompañaran y te ayudaran a poder tomar decisiones. Nosotras estamos en Segovia. No sé como te viene a ti, acudir a nosotras. Si no en Madrid puedes encontrar esa ayuda. En este blog tienes información al respecto.

    Se que estaras hudida, incluso podría sentir tu dolor, tu avatimiento. Pero hay que levantarse, y al principio será muy duro y te tendrás que apoyar en personas, pero cuando te levantes, Georgina será una preciosa flor.

    Estamos aquí, para apoyarnos.No estas sóla.
    Un fuerte apbrazo

  14. Cyber dice:

    He leido mucho del maltrato, pero este artículo es excelente.
    Gracias todo lo que indican es cierto🙂

  15. aitana dice:

    me ha gustado mucho y me veo muy reflejada ,lo bueno es ke me he dado cuenta rapido y gracias a dios ahora soy muy feliz por que no soy culpable de nada y ya no estoy insegura

  16. amanecer dice:

    gracias aitana por dejar tu comentario. Y me alegro de que te encuentres tambien.
    un abrazo y sigue consultando nuestro blog

    • Mati dice:

      Hola amanecer, estoy en una situación parecida a la mujer que describe el artículo. Ya he comenzado a dar los primeros pasos hacia el divorcio, estoy yendo al psicologo, pero cada día me siento mas angustiada, tengo miedos y preocupaciones que no todo el mundo entiende; sobre todo a enfrentarme a él. El psicologo me dice que hable con mi abogado de todas mis dudas, pero la figura del abogado me resulta un tanto fría, y no se si es por la influencia que ha ejercido durante tantos años en mi, que tambien siento miedo a enfrentarme a estas situaciones. Me preocupan muchas cosas, mi hija, nuestro estado emocional, y sobre todo me preocupa que él no quiere el divorcio, y tengo miedo de estar aún con él y que nos siga manipulando , vigilando, y controlando.
      Necesito consejo , ayuda, apoyo.
      Gracias por mantener el blog

  17. lola dice:

    en mi opinion todos los hombres son iguales, estoy segura que es por el rol social machista que impera en el mundo

  18. marta labanda dice:

    hola a tod@s.
    la verdad es que yo solo puedo decir que he aprendido muy bien una unica cosa , al estar con un maltratador, y es permanecer alerta toda mi vida en referencia a el.
    Por suerte no todos los hombres son iguales, lola, pienso que tienes muchas decepciones en tu vida, pero el tiempo te hara superarlas , y verlo todo de otro color, ojala asi sea, yo pensaba igual que tu, pero no es asi, los maltratadores no son tantos, pero dejan una herida en el alma muy dificil de curar, y cada vez que vemos o escuchamos otro caso de violencia de genero, nos sentimos identificadas y recordamos. Se supera pero no se olvida.Un beso grande a tod@s

  19. ana isabel dice:

    hola a todos ….
    impresionante articulo me quedo asombrada con estas situaciones,por suerte tengo un marido maravilloso, pero al leerlo he visto reflejada a mi hermana en el caso, pense que esto nunca,podria pasarnos tan de cerca, pero si nos ha tocado y no entiendo ni entendere nunca esa prepotencia y esas situaciones que las hacen pasar.
    Son situaciones psicologicas a las que son sometidas aunque se separen y no pueden controlar, el miedo , la tension cada vez que hay una carta, los mensajes a sus hijos echandola la culpa de todo ,parece un cuento sin fin.
    Mucho animo y Fuerza a todas esas mujeres, que por una causa u otra se sienten maltratas .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: