Recuperar nuestro poder personal

 

Una de las socias, Carmen, nos ha hecho llegar otro artículo publicado hace ya tiempo (en octubre de 2008 ) sobre el maltrato psicológico.

   Hace unos días colgábamos en red un texto escrito por María Braganza ( Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina) en donde se analizaba con todo detalle el perfil de un maltratador psicológico. Hoy os dejamos otro testimonio, muy interesante, desde la perspectiva de la víctima del maltrato psicológico. Lo hemos recuperado del blog No me quieras tanto.

Os copiamos parte del texto y luego os ponemos un enlace para que lo podáis leer completo.

Gracias Carmen

EL MALTRATO PSICOLOGICO

 (Domingo, 12 de octubre de 2008)

   Existe un maltrato -otro maltrato- que no se ve, que no se cuantifica, que no se valora porque no deja marca y no sangra, que no sale en las noticias y por eso se castiga menos o no se castiga, pero que doy fe de que existe, que destruye lentamente, que aniquila el ser, que corroe el alma y que deja secuelas graves para toda la vida, que mata por dentro.

   Es el maltrato de la violencia psicológica; el que comienza ignorándote, impidiendo que te expreses, que seas tú, que seas persona. Un maltrato que viene de quien ha decidido incluirte en una espiral de dominio de la que no te pueda sacar ni Dios. Y en ese afán de supremacía machista él siempre encuentra tu error, tu fallo, tu defecto, tu problema y te lo hace ver de forma delicada, cariñosa y sutil, pero con contundencia. Y acabas creyéndotelo….. que si no se cocinar, ni comer, ni vestir, ni hablar, ni leer… ni siquiera se organizar mi tiempo, que tendrá que hacerlo él por mi, que menos mal que está él para arreglarme la vida, etc. Y tú no puedes protestar, no puedes ni siquiera hablar, porque a él no le gusta que se le contradiga, se enfada mucho y se violenta y a ti no te gustan sus enfados. Y notas que tanto cariño por parte de él parece como si te hiciera daño y comienzas a plantearte que algo “raro” está pasando en la relación. Pero no la rompes, porque él te quiere tanto….!!!!

   Día a día vas cediendo parcelas de poder y él te va ganando terreno, manipulando, controlando, se va metiendo en tu vida, en tu trabajo, en tu ropa, en tu listín telefónico, en tu correo, en tus amistades, en tu cuenta corriente y pasito a pasito, hasta en el ultimo rincón de tu pensamiento, pero con una sutileza, con una finura que te crees que es normal y cuando te das cuenta ya está metido hasta la médula. Y todo esto, enmascarando de amor todos sus reproches, sus golpes bajos, sus humillaciones, sus asaltos emocionales, sus ataques a tu autoestima, y una actitud que oscila entre el control y el acoso, entre el asedio y la persecución….y entonces comienzas a desesperarte porque tu seguridad y tu firmeza se tambalean… y ya no sabes a qué atenerte, no sabes qué creer…. Si a esto le añadimos sus mentiras, sus contradicciones, su falta de claridad, su ambigüedad, sus enrevesados argumentos, su mudo desprecio por las personas, su frialdad al verte llorar, su insensibilidad ante tu sufrimiento en una perfecta armonía con su derroche de amor, su extraña manera de quererte tanto, surge una situación que te traslada a un mágico y a la vez incómodo mundo del que preferirías salir, alejarte, pero no sabes como….. porque sabes que él te tiene atrapada y esclava con la férrea cadena de su amor.

5 respuestas a Recuperar nuestro poder personal

  1. pipermenta dice:

    …Y así durante veinte años, en el que un día, (no se sabe muy bien, que es lo que colmó el vaso) te levantas y dices: ¡Se acabó! ¿Fueron siempre sus palabras tan mal sonantes, sus gestos tan odiosos, sus miradas tan iracundas?
    Si, siempre fueron iguales. Hasta el día en que cansada, decides dejar para siempre, una vida repleta de injusticias.
    Un saludo, de alguien que amó y la dejaron desarmada.
    Hoy, gracias a (mi, misma) estoy curada.
    Un saludo.

  2. Raquel dice:

    Gracias por tu comentario, Pipermenta. Es verdad, una se cura. Nos salvamos a nosotras mismas. ¿Cuándo se dice “se acabó”?. Cuando llega el momento, cuando estamos preparadas. Yo dije “se acabó” y, no sé porqué. Sólo sé que es definitivo, no hay vuelta atrás, cuando lo dices: empiezas a curarte.

    Un abrazo. Raquel.

  3. Marta dice:

    Tremendo articulo, me ha encantado ,aunque inevitable que se derramen un par de lagrimas recordando situaciones pasadas, plasmadas a la perfeccion.
    Pero a la vez que te hacen recordar, tambien te hacen superar y comprender un poco mas y una vez mas esas mentes psicopatas de los maltratadores.
    Que grande eres Carmen , un besazo por compartirlo.

  4. amanecer dice:

    Estupendo el artículo. Como dice Marta, ayuda a comprender el modos operantes y las mentes de los maltratadores. A mi, aunque no se me ha soltado ninguna lágrima, me cuesta un trabajo enorme leer los artículos, pues no puedo evitar sentir un enorme dolor, rabia y frustración.
    Pero gracias a vosotras, la herida cada vez está más curada.
    Gracias Carmen y un beso para todas. Ala! a repartirle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: