AMELIA Y SU CARTA DE AMOR

Navegar por la red te puede traer sorpresas muy gratas, como por ejemplo la entrada del blog “Principia Marsupia” del diario Público del 4 de febero de 2012. Con un título “Carta de amor de una mujer hermosa, libre y valiente”  era inavitable que no llamase mi atención.

Se trata de una carta de amor que escribio Amelia Earhart (la primera mujer en volar sobre el océano Atlántico) cuando iba a contraer matrimonio un 7 de febrero de 1931. Leyendo su carta de más de 80 años mucha gente debería prestar mucha atención y profundizar en aquellas palabras que Amelia escribió a su futuro esposo, que aunque escritas hace años podrían considerarse como nuevas.

No sólo estas palabras de Amelia, sino toda su vida, es sólo un ejempo de los millones que existen que demuestran la lucha por la emancipación de las mujeres.

La curiosidad me llevó a una simple búsqueda “googleliana” acerca de aquellos hechos que acontencieron también en un 7 de febrero. Para empezar el homenaje de google del día era para el centenario de nacimiento de Mary Leaky. Una pionera en el mundo de la arqueología que descubrió el primer cráneo de un simio fósil en 1959. Después descubrí que un 7 de febrero ocurrieron dos hechos muy importantes para los derechos de las mujeres.

El primero en 1906 en Finlandia, donde las mujeres pudieron votar y ser elegidas como representantes del gobierno por primera vez.

Y el segundo en 1907 en Londres donde se realizó una marcha multitudinaria organizada por NUWSS (Unidad Nacional de Sociedades para el Sufragio de la mujer) reclamando el voto para las mujeres. Una marcha que fue bautizada como “Mud March” (la marcha del barro) por el barro que provocaron las lluvias ese día. Mas de 3000 mujeres de todos los rincones del país y de diferentes ámbitos de la sociedad, desde universitarias, aristocratas y trabajadoras de la industria textil, recorrieron los 5 kilómetros que separaban Hyde Park de Exeter Hall, que desde que fue usado por el lobby anti- esclavitud se se había convertido en un espacio símbolo de la lucha por la libertad.

Sólo me queda agradecer a Amelia, no sólo sus palabras, sino también hacerme recordar que cualquier día puede ser un gran día y que no debemos dejar de luchar por nuestros derechos, no sólo porque por muy afianzados que parezcan  si no los mantemos puede que algun día nos los quiten, sino también porque mucha gente antes ya lo ha hecho por nosotras y debemos honrar sus esfuerzos.

Una respuesta a AMELIA Y SU CARTA DE AMOR

  1. Tal como dices, hay alguien que antes nos tendió una mano.
    Enhorabuena por vuestro trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: